• Lûtea Comunicación

F Magazine: el nuevo aliado de la moda

Actualizado: sep 23

Lanzar un proyecto personal no es fácil, muchas veces el miedo nos frena. Por eso, para nosotras Franni Quevedo, la creadora de F Magazine, es de esas personas valientes que no lo ha dudado ni un segundo y ha movido las fichas para poder ganar la partida. En esta entrevista, nos muestra su propia dimensión de la moda y nos explica cómo siente su profesión.

¿Cómo surgió la idea de crear una revista? 

Surgió de mi Trabajo de Fin de Grado, aunque desde que empecé la carrera de periodismo me gustaba mucho la moda y durante el segundo curso fui ya pensado qué era lo que realmente quería hacer, siempre había tenido la idea de crear una revista y con el TFG tuve la oportunidad. Fue a partir de ahí cuando la empecé a desarrollar, sabía que quería que fuera de moda, pero no sabía realmente cómo diferenciarla, pero fue en el último año cuando supe cuál era mi objetivo y cómo quería hacerlo.


¿Cómo es F Magazine y cuáles son sus pilares?

Por más poético que suene, F Magazine es un hogar para todo aquel que quiera porque es una fuente de apoyo. He estado en el mundo de la moda, pertenezco a él desde años antes de empezar la universidad, y he querido lograr cosas difíciles, como todos lo he trabajado, este mundo es muy amplio y eso es lo bonito que tiene, aunque supone un problema para las personas que están empezando. Conocí a muchas personas gracias a ese mundo: fotógrafos, diseñadores, modelos... De todo y, de verdad, que me inspiraron y quería involucrarlos en este proyecto que para mí es mi pasión. La revista habla muchísimo de los grandes diseñadores en la actualidad, se habla de quien está ahora, de quién se va a hablar después, lo que trato es de exponer nuevos talentos que ven más allá y estar siempre pendiente de las tendencias, pero no cerrar la lista a un solo punto de vista. Eso es F Magazine, es la esencia de apoyarse, de educar, de saber y de enseñar.




El sector de la moda se rige por multitud de perspectivas, ¿cuál es la tuya?

Mi perspectiva es desde un punto de vista antropológico, es decir, para mí la moda es una forma de comunicación, respeto la idea, pero no la comparto, de que es algo frío y superficial, pero para mí como alguien va vestido me dice mucho de esa persona, desde su estado de ánimo en esos momentos hasta su personalidad. Por ejemplo, yo soy una persona tranquila, me gusta salir a cenar y a tomar algo, pero tengo una personalidad tranquila, un carácter estricto, quizá un poco perfeccionista, y cuando ves mi armario encuentras cortes o muy minimalistas o muy extraños que llaman la atención por algún detalle diferente, pero todo son colores sobrios. Sin embargo, veo a una de mis mejores amigas que le gusta salir de fiesta, es más extrovertida y sus colores son fluorescentes, con más brillo, resaltan las partes que le gustan de su cuerpo y me encanta su estilo. Para mí, eso es comunicación, la moda es cómo te comunicas con la sociedad sin hablar y dice muchísimo de cada uno.


Además, has hecho tus propias producciones de moda, ¿cómo ha sido la experiencia?

Me encanta producir y dirigir sesiones fotográficas, poder estar al tanto de todo, poder apoyar a esas personas, poder aportar ideas a los fotógrafos... De verdad, cada experiencia que he vivido en cada una de esas sesiones y de esos proyectos ha sido maravillosa, siempre he aprendido algo nuevo. Desde que tengo 10 años ejerzo como modelo, por lo que podido ser productora, directora y modelo y lo disfruto al máximo. Me encanta tener ese tipo de responsabilidad, no lo veo como algo más sino como una pasión y siempre me llevo un nuevo aprendizaje, ya sea en lo profesional o en lo personal.




¿Con quién te gustaría colaborar en el futuro?

Si se trata de revistas, con Vogue, todo el mundo que me conoce sabe que me encanta Condé Nast y que mi revista ideal es Vogue. Desde que tengo uso de razón, me ha encantado esa revista y la he admirado muchísimo. Y si es en el mundo del diseño, me encantaría dirigir alguna sesión fotográfica o algún evento de Carolina Herrera, Chloé o Victoria Beckham, esas marcas me representan muchísimo, siento que congenio muy bien con ese estilismo y la verdad que la esencia que llevan me representan muchísimo, siento que haríamos un grandísimo trabajo y aprendería de todos los años de experiencia que tienen y del conocimiento que deben tener las personas que trabajan en ellas.


Por último, ¿crees que el sector de la moda cambiará en el futuro o seguirá siendo tal y como lo conocemos? 

El sector de la moda siempre está cambiando, es un mundo muy efímero y lo que puede ser hoy, mañana no, pasado vuelve y así. Ahora, con la pandemia se ha producido un gran cambio, aunque siempre se producen, pero nunca había sido igual, lo veo en las mascarillas, que son nuestro nuevo accesorio, y lo noto en cómo han cambiado los desfiles de moda, ahora van a ser vía online algunos, otros con límite de aforo, pero no sabemos cómo va a ser el año que viene, ni el siguiente. Además, la economía de las grandes empresas de la moda también cambia, no es algo que siempre se va a mantener, es un sector que cambia: desde las tendencias hasta los negocios o las presentaciones. Hace poco leí un artículo publicado en 1967 que hablaba de cómo la minifalda había causado revuelo en el aeropuerto de Maiquetia (Venezuela) y me hizo gracia porque vi la foto y era la típica falda que ahora se vende en cualquier tienda y me di cuenta de cómo lo que ayer causaba revuelo hoy ya no, ahora se produce de forma normal y se ha convertido en algo cotidiano y seguro hay cosas ahora que causan revuelo y que mañana van a ser normales. Siempre saldrán cosas nuevas cosas, es un mundo muy efímero y eso es lo bonito, que siempre hay espacio para todo, la moda termina normalizándolo todo y eso es lo emocionante.

Contacto

SI TIENES PREGUNTAS O NECESITAS PRESUPUESTO,

NO DUDES EN CONTACTARNOS

instagram: @lutea______

  • Ícono negro de Instagram
  • Ícono negro de Pinterest

© 2020 Lûtea Comunicación